Tipos de pérdida auditiva: Causas y síntomas

Compartir en redes:

Tabla de contenidos

Se estima que cerca de 1.500 millones de personas viven con algún tipo de pérdida auditiva 1. De estas, millones llegan a necesitar servicios de rehabilitación como usar audífonos o implantes cocleares para mejorar su calidad de vida. Se estima que para el 2050 habrá cerca de 2.500 millones de personas con algún grado de pérdida de la audición y, de estos, más de 700 millones necesitarán rehabilitación. 2

 

Vamos a contarte acerca de cuáles son los tipos de pérdida auditiva y de las causas de la pérdida auditiva, sus características y cómo detectarla para conocer si es tiempo de hacerse un análisis con un especialista.

 

 

¿Qué es y qué tipos de pérdida auditiva existen?

De acuerdo a lo que explica la Organización Mundial de la Salud, la pérdida auditiva se define de la siguiente manera:

 

“Se dice que alguien sufre pérdida de audición cuando no es capaz de oír tan bien como una persona cuyo sentido del oído es normal, es decir, cuyo umbral de audición en ambos oídos es igual o mejor que 20 dB. La pérdida de audición es leve, moderada, grave o profunda. 

 

Puede afectar a uno o ambos oídos y conllevar dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

 

Las personas con pérdida de audición leve, por lo general, se comunican mediante la palabra y pueden utilizar como ayuda audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos. 

 

Las personas «sordas» suelen padecer una pérdida de audición profunda, lo que significa que oyen muy poco o nada. A menudo se comunican mediante el lenguaje de signos”.

 

En lo que respecta a los tipos de pérdida auditiva, esta se puede clasificar así:+

 

Conductiva

Es uno de los tipos de pérdida auditiva más común y se da cuando existe un bloqueo para que el sonido pase del oído externo al oído medio. 

 

Neurosensorial

En este caso, es la pérdida que sucede cuando hay una alteración en el funcionamiento del oído interno o del nervio auditivo.

 

Mixta

Como su nombre lo indica, es uno de los tipos de pérdida auditiva que combina las dos formas mencionadas con anterioridad, la conductiva y la neurosensorial.

tipos de perdida auditiva

La situación de los tipos de pérdida auditiva en el mundo de hoy

La sordera y los distintos tipos de pérdida auditiva tienen una amplia prevalencia en la actualidad en todo el mundo. Esto lleva a la necesidad de que se generen políticas públicas orientadas a la prevención y a promover el desarrollo de tecnologías e investigaciones para la prevención, el diagnóstico y tratamiento de estos problemas, mejorando sustancialmente la calidad de vida de las personas. La OMS explica que:

 

“Más del 5% de la población mundial (430 millones de personas) padece una pérdida de audición discapacitante y requiere rehabilitación (432 millones de adultos y 34 millones de niños). Se calcula que en 2050 esa cifra superará los 700 millones (una de cada diez personas).

 

La pérdida de audición discapacitante se refiere a una pérdida superior a 35 decibelios (dB) en el oído que oye mejor. Casi el 80% de las personas con este problema viven en países de ingresos bajos y medianos. La prevalencia de la pérdida de audición aumenta con la edad: entre los mayores de 60 años, más del 25% padece una pérdida de audición discapacitante”.

 

causas de sordera

Causas de la pérdida auditiva: Una mirada en profundidad

Las causas de la pérdida auditiva se convierten en un problema de salud que afecta a millones de personas en todo el mundo. Aunque a menudo se asocia con el envejecimiento, ataca a personas de todas las edades. Al explorar las diversas causas de la pérdida auditiva, se hallan factores genéticos y ambientales, hasta enfermedades y lesiones. Comprender las causas es fundamental para prevenir y tratar de manera efectiva. 

  1. Causas de la pérdida auditiva genéticas: la genética juega un papel importante en la pérdida auditiva. Algunas personas nacen con una predisposición hereditaria a la pérdida de audición, lo que significa que tienen mayor probabilidad de experimentarla en algún momento de sus vidas. Estas causas varían desde mutaciones genéticas específicas hasta trastornos hereditarios más complejos.
  2. Causas de la pérdida auditiva ambientales: el entorno en el que vivimos tiene un impacto significativo en nuestra audición. La exposición continua a ruidos fuertes, como la música a alto volumen, maquinaria industrial o el ruido del tráfico, puede dañar gradualmente los delicados mecanismos del oído interno. Además, ciertos productos químicos y medicamentos ototóxicos también pueden contribuir a la pérdida auditiva.
  3. Causas de la pérdida auditiva relacionadas con la edad: también conocida como presbiacusia, es una de las causas más comunes de pérdida auditiva. A medida que envejecemos, los tejidos del oído interno se desgastan y se vuelven menos eficientes en la transmisión de los sonidos. La presbiacusia suele comenzar con dificultades para escuchar sonidos de alta frecuencia y puede progresar con el tiempo.
  4. Causas de la pérdida auditiva por enfermedades y condiciones médicas: Entre ellas se encuentran infecciones del oído, como la otitis media, enfermedades autoinmunes, como la enfermedad de Ménière, y trastornos cardiovasculares, como la hipertensión arterial. Además, ciertos problemas genéticos, como el síndrome de Usher, también pueden provocar la pérdida de audición.
  5. Causas de la pérdida auditiva por lesiones y traumatismos: asimismo, puede ser el resultado de lesiones y traumatismos en la cabeza o el oído. Lesiones graves, como fracturas del cráneo, pueden dañar los huesos del oído o los nervios auditivos, causando una pérdida auditiva permanente o temporal. Además, la exposición a explosiones o estallidos fuertes puede ocasionar daños en el sistema auditivo.

Comprender las diferentes causas de la pérdida auditiva nos ayuda a tomar medidas para prevenirla, como proteger nuestros oídos de ruidos fuertes y buscar atención médica.

soluciones para la sordera

 

¿Se puede prevenir la pérdida auditiva?

Es necesario conocer qué acciones pueden tomarse para prevenir esta situación. Si bien es cierto que en muchos casos los diferentes tipos de pérdida auditiva se dan por malformaciones, enfermedades o predisposiciones congénitas, existen prácticas que se pueden tener en cuenta para reducir las posibilidades de que ocurra una pérdida auditiva.

 

Hay una gran cantidad de casos que están relacionados con la exposición a sonidos en entornos frecuentes. Reducir esto o buscar elementos de protección en los momentos en que se va a dar esa exposición es una forma de evitar que eso suceda. También se recomienda los volúmenes de los auriculares y dispositivos con los que se escucha música. 

 

Sistema de conducción ósea, una alternativa novedosa e ideal para volver a escuchar 

 

Entre las innovaciones tecnológicas de la actualidad que nos permiten recuperar la audición, se encuentra el sistema de conducción ósea, que utiliza las propiedades naturales de conducción del sonido que tienen nuestros huesos, para llevar el sonido hacia el oído interno, omitiendo el canal auditivo. Esta solución es especialmente indicada para las personas con pérdida auditiva conductiva, mixta y para quienes tienen pérdida auditiva unilateral, es decir, en solo oído.

 

Otra de las formas de prevención son los controles de crecimiento y desarrollo que incluyan tamizaje auditivo, cuidados para el oído, atención oportuna de las enfermedades del oído para recibir diagnósticos e intervención temprana de manos profesionales.

 

Existen diferentes tipos de sistemas de conducción ósea. Por ejemplo, los audífonos de conducción ósea son dispositivos que se colocan detrás de la oreja y transmiten las vibraciones a través de un transductor óseo que se coloca sobre la piel en el área del hueso mastoideo. Estas vibraciones se propagan a través del hueso y llegan al oído interno, donde se perciben como sonido.

Los sistemas de conducción ósea son beneficiosos para personas con problemas de audición debido a malformaciones en el oído externo o medio, pérdida auditiva conductiva o mixta, o para aquellos que no pueden usar audífonos convencionales debido a infecciones crónicas del oído.

De igual manera, los implantes cocleares de conducción ósea son dispositivos médicos que se utilizan en personas con pérdida auditiva severa o profunda. Estos implantes consisten en un procesador de sonido externo que se coloca detrás de la oreja y un implante interno que se coloca en el hueso del cráneo. El implante convierte las señales acústicas en señales eléctricas que se transmiten directamente al nervio auditivo y pasando por el oído externo y medio.

 Sin embargo, es importante destacar que la eficacia de los sistemas de conducción ósea varían dependiendo de la condición auditiva y las necesidades individuales de cada persona, por lo que es recomendable consultar a un especialista en audición para determinar la mejor opción en cada caso.

En Medihumana representamos en Colombia la imagen de empresas internacionales especializadas en la fabricación de dispositivos médicos. Con este fin, ofrecemos a nuestros clientes soluciones terapéuticas, implantables, mínimamente invasivas y con tecnología de punta; permitiendo a los especialistas contar con múltiples alternativas a la hora de elegir el tratamiento de cada paciente. 

 

Aquí podrás encontrar excelentes productos de las mejores marcas para garantizar recuperaciones y tratamientos exitosos. Ingresa al sitio web y entérate de todo lo que en Medihumana tenemos para ti. 

De interés